Los estonios continúan trabajando en Estcoin, su token criptográfico nacional

Estonia podría convertirse en el primer país en contar con su propio cripto-token que iría más allá de lo que es un medio de pago digital, sino que sería un componente un sistema más complejo basado en tecnologías criptográficas descentralizadas para soportar las actividades dentro de una “nueva nación digital”, que incluya la firma digital de documentos, el acceso a los servicios o la ejecución de contratos inteligentes para fomentar la economía de ese estado báltico.

En un post publicado el pasado 19 de diciembre, Kaspar Korjus, director general de la startup estatal e-Residency, indicó que Estonia se encuentra trabajando en el desarrollo de Estcoin, apodo con el que se identifica a un token criptográfico propuesto en agosto de este año, que sería lanzado con una oferta inicial de monedas (ICO) y que se distribuiría y comercializaría a través de la plataforma de la compañía como una identidad digital segura que cualquier persona en el mundo podría solicitar.

Cabe recordar que e-Residency es una identificación digital emitida por las autoridades estonias que da a una persona la libertad para poner en marcha una empresa global bajo la figura de Societas Europaea en línea desde cualquier parte del mundo.

Se conoce como Societas Europaea a un tipo de sociedad anónima de la Unión Europea (UE) que se encuentra sometida a un régimen que ofrece ciertas ventajas y una mayor flexibilidad organizativa.

Cada poseedor de esa identidad digital no sólo se incorpora a una red mundial de empresarios, sino que también obtiene acceso a los servicios electrónicos que han ayudado a potenciar el crecimiento de Estonia durante décadas.

Como lo reconoce Korjus en su publicación, la idea de desarrollar una Estcoin fue planteada en el marco de una discusión abierta, con el objeto de recopilar tanto la retroalimentación necesaria para refinar el proyecto como para reunir el apoyo necesario para su concreción.

“Mi suposición inicial fue que la comunidad criptográfica sería la más crítica de cualquier participación del gobierno en su sector, pero sucedió todo lo contrario. Los empresarios e inversionistas dentro del mundo de la cripto-industria expresaron un enorme interés y en gran medida parecieron darle la bienvenida a la idea, mientras que las instituciones tradicionales fueron las más críticas. Incluso el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, expresó su preocupación”, señaló el director ejecutivo de e-Residency.

En efecto, el titular de la máxima autoridad monetaria del continente criticó en septiembre la propuesta de lanzar una moneda digital administrada por el estado, reafirmando en cambio que el euro era el único dinero válido en la zona.

“Gran parte de las críticas a Estcoin se basaron en el hecho de que Estonia simplemente no puede iniciar su propia cripto-moneda incluso si quisiera. La única moneda de Estonia es el euro y esta es una característica esencial de nuestra membresía en la UE, que nos enorgullece tener. Nadie aquí está interesado en cambiar eso”, aclaró Korjus, quien puso énfasis en el hecho de que la iniciativa siempre se refirió a una propuesta de cripto-token, y no a una moneda virtual.

Sin embargo, el ejecutivo también aclaro que, mientras Estonia “nunca proporcione una moneda alternativa al euro, … es posible que podamos combinar algunas de las ventajas descentralizadas de la criptografía con la estabilidad y la confianza de la moneda fiduciaria y luego limitar su uso dentro de la comunidad de residentes electrónicos”.

Objetivo de Estcoin: Aumentar los negocios en el país

Los impulsores de Estcoin también desean estructurar esos tokens para que ayuden a construir una comunidad de residentes electrónicos e incentiven el objetivo clave de la iniciativa, que es aumentar el número de empresas que se inician en Estonia a través del sistema de e-Residency.

Esta actividad es de suma importancia para la economía del país báltico ya que los residentes electrónicos han aportado una cantidad importante de negocios, previéndose que para el 2025 permitirán la recuperación de 1.800 millones de euros, lo que representaría un retorno de 100 euros por cada euro invertido en el programa. “Sin embargo, sólo lograremos esto si continuamos brindando valor real a nuestros residentes electrónicos de todo el mundo”, advirtió Korjus.

Precisamente, el propósito de Estcoin sería acelerar este proceso, al tiempo que proporcionaría fondos e intereses adicionales para el desarrollo de la nación digital planificada por el gobierno estonio.

loading...

loading...

Deja un comentario